Carmen Vásquez se iría de MinCultura y llegaría María Paz Gaviria -

Carmen Vásquez se iría de MinCultura y llegaría María Paz Gaviria

Publicado el 26 - 06 - 2020 | Por: Laterales News

En las ultimas horas se conoció que Carmen Vásquez dejaría el Ministerio de Cultura para ser parte de la terna que aspiraría a la Defensoría del Pueblo.

Según algunos medios de comunicación, Vásquez cuenta con el apoyo de Julio César Turbay y Juan Fernando Cristo, quienes, respectivamente, fueron jefes suyos en la Contraloría General de la Nación y el Ministerio del Interior. Además, algunos miembros del Partido Conservador y el partido de gobierno, Centro Democrático, le han dado su respaldo.

A su reemplazo en MinCultura llegaría María Paz Gaviria, directora de ArtBo (una de las ferias más importantes del mercado internacional del arte) y cuya hoja de vida ya tendría el visto bueno del presidente Iván Duque.

Como ministra de Cultura, Vásquez implementó una política cultural con énfasis diferencial y territorial, fortaleció los Programas Nacionales de Estímulos y Concertación (a los que les agregaron modalidades en gestión, formación, investigación y circulación) y conformó el Consejo Nacional de Economía Naranja, una de las banderas del gobierno Duque.

Sin embargo, la economía naranja ha generado más críticas que elogios dentro del sector cultural por la falta de claridades en su aplicación y porque, hasta ahora, no ha sido una real alternativa de desarrollo para el sector. Además, los salvavidas que inicialmente presentó el Ministerio de Cultura para paliar la crisis provocada por la COVID-19 no fueron muy bien recibidos porque, según lideres culturales, no eran más que una ampliación a las fechas de convocatorias ya existentes y tampoco eran suficientes para reparar las pérdidas del sector, por lo que se tuvieron que ampliar los alivios tributarios y económicos.    Incluso, en enero de 2019 el Ministerio de Cultura estuvo envuelto en una polémica por cuenta del proyecto Cocina tradicional cartagenera, con el que instaló un restaurante en el Baluarte San José en las murallas de Cartagena y realizó una serie de adecuaciones que afectaron esta construcción patrimonial, entre ellas la instalación de unos extractores de olores y ventilación que tuvieron que ser retirados ante el rechazo de la comunidad.