Luto en el cine colombiano, falleció el director Luis Ospina -

Luto en el cine colombiano, falleció el director Luis Ospina

Publicado el 27 - 09 - 2019 | Por: Laterales News

El director, guionista y productor de cine Luis Ospina falleció hoy en la ciudad de Bogotá a los 70 años.

Ospina, quien en la década del setenta integró junto a Carlos Mayolo, Andrés Caicedo, Ramiro Arbeláez y otros artistas y escritoresel mítico Grupo de Cali -en el que se materializaron proyectos como el Cine Club de Cali y la revista Ojo al cine-, es recordado por producciones como Agarrando pueblo, coodirigida con Carlos Mayolo; Pura sangre y Soplo de vida.

A lo largo de su carrera, dirigió varios documentales, entre los que se destacan ¡Oiga vea!, también codirigido con Mayolo; Andrés Caicedo: Unos buenos pocos amigos; Nuestra película (documental sobre el pintor Lorenzo Jaramillo que de manera intima registra sus últimos días de vida); La desazón suprema: retrato incesante de Fernando Vallejo, Un tigre de papel y Todo comenzó por el fin, en el que hizo un repaso por su vida, marcada por el cine, la música y los amigos.

Además de realizar y producir cine, Ospina escribió varios artículos para reconocidas publicaciones como Ojo al cine, Kinetocospio, Malpensante y Número, fue autor del libro Palabras al viento, mis sobras completas, que recopila sus escritos sobre cine; y realizó la recopilación de cuadernillos Andrés Caicedo: cartas de un cinéfilo.

Su trabajo fue premiado en los festivales de Toulouse, Bilbao, Sitges, La Habana, Biarritz, Lima, Viña del Mar, Caracas, Bogotá y Cartagena, y varias retrospectivas y muestras de su obra se realizaron en ciudades como París, Nueva York, Los Ángeles, Santiago de Chile, Barcelona y Medellín. En 2010 recibió del Ministerio de Cultura de Colombia el premio Toda una vida dedicada al cine y en 2016 fue premiado por su trayectoria en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI).  

La noticia de su fallecimiento ha causado profundo pesar entre sus amigos, colegas y seguidores, ya que Ospina, además de ser un protagonista del cine en Colombia, vivió por y para el séptimo arte, y gracias a él pudo plasmar con humor e inteligencia las contrariedades de un país que todo el tiempo es una película.